Elementos para la bioseguridad del personal médico y otros con destino al reforzamiento en el servicio que se presta desde las UCI en el departamento por valor de 600 millones de pesos, fueron entregados por el gobernador Roberto Jairo Jaramillo Cárdenas a las 17 IPS públicas y privadas del Quindío.

La gestión para la consecución de esta importante entrega -que se suma a las muchas que el gobierno del Quindío ha hecho al sector salud en la región- estuvo a cargo de la secretaría de Salud departamental ante la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres – UNGRD. Durante la actividad, que se cumplió en el Centro de Convenciones, el mandatario de los quindianos destacó una vez más el aporte del sector salud en esta temporada, para evitar que la pandemia tuviera efectos más negativos de los que dejó, gracias a un accionar articulado que le valió al departamento el reconocimiento como el de mejor manejo a la atención de la crisis sanitaria por coronavirus.