Dos acontecimientos lamentables en el que ciclistas han fallecido en el último bimestre en la autopista del café, ambos en circunstancias aún por esclarecer el primero el 04 de septiembre cuando  Guillermo Cadavid fue arrollado al por el vehículo Mazda 2 de placas JIU-534 que presuntamente era conducido  por una mujer en estado de alicoramiento que en conestación con los policías huyo del lugar para encubrir la situación, el segundo ocurrió ayer sábado 16 de octubre  Jorge Mario Sierra Cortes, quien pierde la vida al parecer por un bus fantasma. Un llamado a que se investiguen ambos hechos y se condene a los responsables.