El panorama favorable invita a aumentar las coberturas de vacunación contra el covid-19 y a continuar el autocuidado.

Bogotá, 18 de marzo de 2022 – El Ministerio de Salud y Protección Social entregó un nuevo balance de la situación epidemiológica del Sars-Cov2 en el país, la cual se mantiene en una clara disminución de la positividad a nivel nacional.

Así lo dio a conocer María Belén Jaimes, coordinadora del Grupo de Vigilancia en Salud Pública de la Dirección de Epidemiología y Demografía, quien reiteró que en las últimas semanas se ha visto una tendencia mucho más decreciente de la mortalidad por covid-19 y de los casos, incluso en grupos prioritarios.

El reporte diario ha comenzado a oscilar entre 25 a 35 muertes al día, lo cual no se registraba desde finales del semestre pasado, más puntualmente en octubre, lo que es un reflejo de la superación del pico de ómicron -dijo- y ha llevado a mantener esta tendencia sólida hacia el descenso.

«Esta disminución de la mortalidad, que ha llegado a niveles muy bajos, es consecuencia de la alta cobertura de vacunación que se ha logrado, el progreso en los refuerzos, la vacunación de niños, niñas y adolescentes, pero también de las altas seroprevalencias logradas en ciudades capitales. Es consistente en todo el país y muestra un panorama muy positivo que debe llenarnos de esperanza», señaló.

Sin embargo, en cuanto a la curva de fallecimientos por grupo de edad, Jaimes indicó que la distribución de la mortalidad en adultos mayores tiene una proporción muy importante en personas de 70, 80 años y más.

«Es muy importante para ello avanzar en la dosis de refuerzo, que está salvando vidas. Todos los adultos deben tener dosis de refuerzo, especialmente las personas mayores y personas con factores de riesgo, tenemos que hacer esfuerzos de búsqueda activa para lograrlo», instó con vehemencia.

También, mencionó el panorama internacional: en países que tuvieron un pico de ómicron más temprano, como los europeos, que van un poco más adelantados con respecto a lo que pasó en Colombia, ya se está empezando a observar un nuevo pico, aparentemente con menor mortalidad y se explica por la subvariante BA2 de ómicron.

La funcionaria reiteró que, si bien la vacunación y la experiencia previa con ómicron protege de esta subvariante, en grupos de personas no vacunadas o personas vacunadas con factores de riesgo podrían presentarse nuevos picos de muertes, dado que no hayan tenido suficiente inmunidad. «Esto tiene que servir de llamado para incrementar la cobertura en adultos mayores».

En conclusión, todos los indicadores epidemiológicos son consistentes con una disminución en casos, muertes y positividad, que muestra esta tendencia favorable, «pero no podemos bajar la guardia dada esta circulación de variantes e insistir en la vacunación», puntualizó.