La Policía Nacional en desarrollo de actividades preventivas realizadas por el Grupo GAULA Quindío, ha evidenciado un nuevo modus operandi delincuencial para extorsionar ciudadanos.

Es así como mediante la modalidad carcelaria de falsa retención, engañan a propietarios y/o administradores de fincas en el sector rural, donde a través de llamadas telefónicas los delincuentes se identifican como supuestos miembros de Grupos Armados Organizados, logrando generar en la víctima la percepción de la presencia de hombres en el predio los cuales tienen armas de fuego, obligándolos a no contestar llamadas y suministrar los números de los dueños de la propiedad para solucionar temas económicos.

Posteriormente una vez obtienen el número del dueño del predio, mediante llamada en conferencia le hacen creer a éste que sus empleados se encuentran retenidos y comienzan las exigencias económicas para no generar daño a su integridad ni a los elementos de valor ubicados en la hacienda.

Una vez logran conseguir la atención y el temor del administrador del predio, los delincuentes hacen apagar todos los celulares en el sitio, asimismo exigen fotografías de los empleados reunidos y elementos de la finca con el fin de generar una mayor presión a los propietarios.

Tenga en cuenta las siguientes recomendaciones para evitar ser víctimas de la extorsión:

  • No suministre datos personales a personas
  • Conozca el número del cuadrante más cercano a su jurisdicción.
  • En caso de recibir llamadas extrañas y/o sospechosas comunicarse con la línea 165 antisecuestro y antiextorsión.
  • Si está siendo víctima de este modus operandi, verificar la real presencia de personas sospechosas dentro de la Asimismo lograr cortar la comunicación con los delincuentes e informar los que está sucediendo.
  • Intente mantener la calma si le hacen este tipo de llamadas con el fin de no caer en el engaño y presión del
  • Procure no contestar llamadas en horas de la noche de números